Seis M-2iA ayudan a embalar los gofres que venden en el supermercado

La Biscuiterie Thijs de Herentals produce los gofres para varias cadenas de supermercados domésticos como Aldi, Lidl, Carrefour, Albert Heijn o Jumbo. En 2013, este fabricante de gofres decidió automatizar la sección de embalaje de una de sus líneas de producción. La casa holandesa Greymans Paktech ha equipado la zona comprendida entre la sección de alimentación y la máquina de embalaje propiamente dicha con una serie de seis robots delta FANUC M-2iA.

Mayor rentabilidad e higiene
Como Geert Smolders, responsable adjunto de Biscuiterie Thijs, explica: "Hemos optado por los robots para evitar el contacto humano. Mejora las condiciones higiénicas y, además, hace que la línea sea más rentable. Cada vez recibíamos más pedidos de este tipo de gofre y a menudo teníamos que producir grandes cantidades".

Aumento de la producción del 30 %
"Al principio, pensamos en contratar más operarios. Pero no encontrábamos suficientes en el mercado laboral. Hay pocas personas que quieran desempeñar este tipo de trabajo y, a veces, no pueden hacer las tareas de manipulación porque es muy exigente y requiere un nivel de coordinación elevado. Una línea robotizada es más rápida. Antes, embalábamos 300 gofres por minuto. Ahora, podemos llegar a 450, lo que supone un incremento del 50 %".

Máxima calidad
“Además, ha mejorado considerablemente la calidad de nuestros gofres. Creamos menos residuos porque los bordes no se rompen tanto. Los gofres que producimos en esta línea son redondos y tienen el borde dentado. Por este motivo, se pegan unos a otros y se atascan al salir de la unidad de refrigeración. Los operarios tenían que intervenir y a menudo se rompían los bordes porque son muy frágiles".
Integración de funciones inteligentes
"Los robots M-2iA funcionan con una unidad de control R-30iB e integran funciones como iRVision, visual line tracking, equilibrio de carga, protección contra colisiones y codificador Ethernet. Los gofres se colocan aleatoriamente en la cinta transportadora. Los robots utilizan estas funciones para realizar el pick & place de los gofres desde la cinta hasta la línea de embalaje. Por consiguiente, cada uno de los seis robots recibe la misma carga de la capacidad de alimentación. Una importante ventaja de FANUC es que permite ajustar individualmente cada movimiento del robot para crear un movimiento fluido".

iRVision: escaneado de gofres
"La cinta transportadora consta de dos pistas. En cada una de ellas se colocan cuatro gofres uno junto a otro, porque se embalan de dos en dos. Una banda los distribuye correctamente. Así, las cámaras del sistema iRVision pueden detectar mejor los contornos de cada gofre. Una cámara situada sobre cada pista escanea los gofres. Para aumentar la precisión, iluminamos la cinta transportadora desde abajo. La cámara detecta perfectamente los gofres".

Las cámaras dirigen los robots
"Las cámaras se conectan a los sistemas de control de los robots. Transmiten el número de gofres situados en la cinta transportadora y su posición. Al mismo tiempo, reparten los gofres entre los robots. Hemos escrito nosotros mismos el software, para que los robots se comuniquen con la línea de embalaje. Cada robot agarra dos gofres y los coloca en la línea. Este picking de dos en dos nos ahorra tiempo y mejora la velocidad de transferencia".

Configuración de la velocidad del robot y la cinta transportadora
"Además, tuvimos que resolver otro reto, porque la cadena de suministro debe funcionar al mismo ritmo. La última fila de robots dispone de menos de un metro para embalar los gofres y colocarlos en la línea antes de que desaparezcan en la embaladora de flujo. Con el software de FANUC en las unidades de control y en iRVision, podemos ajustar la velocidad de pick & place según la velocidad de la línea".

Soporte de valor incalculable de FANUC

"Estoy más que satisfecho con FANUC. El software incluido con las unidades de control cubría el 70 % de nuestras necesidades. El 30 % restante se programó con ayuda de FANUC. Hemos desarrollado juntos el proceso global de pick & place de la línea de embalaje y el soporte que hemos recibido reviste un valor incalculable".

Tecnología como complemento de la mecánica

"Técnicamente, la línea de embalaje se encuentra en un nivel muy superior. Las dos cámaras son las únicas técnicas de control que hay que tener en cuenta. Las demás líneas de embalaje están equipadas con células fotoeléctricas y, como la nueva línea incluye menos piezas mecánicas, se producen menos fallos. Además, los operarios tardan tres veces menos que antes en limpiar la línea. Todo ello significa que hay menos tiempo de inactividad y, por consiguiente, aumenta la producción".